links:passensure parajumperjackorse

parajumpers anchorage coat pasonorte
home for home home for home home for home home for home

Es hora de empezar a planificar

escrito por bruxi
archivado en Anécdotas, General, Intercambio de Casas

En los últimos años hemos oído en innumerables ocasiones que los turistas han pasado de la costumbre de reservar sus vacaciones con antelación a hacerlo a última hora. Las llamadas «reservas de última hora» se han convertido en un dolor de cabeza para los hosteleros que se quejan de no poder planificar bien la temporada, por un lado, pero también afirman que se han convertido en su tabla de salvación, sobre todo en temporadas flojas. Esta moda surgió a raíz de la implantación de Internet y de las facilidades para reservar hoteles con poco tiempo, aunque lo más importante es que al hacerlo a última hora se podían aprovechar de rebajas muy importantes en el precio. Pero esperar a última hora es muy diferente si lo que pensamos es hacer un intercambio de casas.

Nuestra recomendación es que, si queréis disfrutar de vacaciones durante este verano, empecéis ya a pensar en un destino y a buscar a quien os ceda su casa o apartamento. De esta manera, será más fácil elegir el lugar de recreo que si se espera al final. Con el intercambio de casa hay muchos más factores a considerar que simplemente elegir a través de un clic de Internet un hotel y un avión. Viajar es más barato ya que no hay gastos de alojamiento, pero debéis tener en cuenta estos factores:

  • Amplia tus opciones: cuanto más tardes en decidirte por un destino, más difícil será contactar con el grupo de personas que estaría dispuesto a cederte su casa. Hay que ser el primero en solicitar el destino para tener más posibilidades

  • Si por alguna razón, un intercambio acaba fallando habrá tiempo para reaccionar y buscar otro.

  • Organizar con antelación te ofrece la oportunidad de establecer una mayor relación con tus colegas de intercambio ya que pudes chatear con ellos por MSN o Googletalk y empezar a hablar no sólo de consejos y recomendaciones sobre los destinos respectivos, sino incluso hacer un poco de amistad antes de empezar el viaje.

  • Puedes utilizar el tiempo extra de «reservar» con antelación para hacer comentarios a través de nuestra web y leer las recomendaciones que vayan haciendo los demás usuarios sobre la zona que hayas elegido.

  • La planificación te permitirá organizar tu casa mejor para acoger a tus huéspedes

Y además: ¡planificar es disfrutar durante más tiempo de la ilusión de tus próximas vacaciones!

Intercambio de vivienda: cuanto puedo ahorrar en comida?

escrito por admin
archivado en Anécdotas, Intercambio de Casas, Ventajas

Sabéis cuanto es el coste medio de una comida o una cena al restaurante?

Hemos hecho una pequeña investigación sobre el coste de una salida al restaurante, ya que normalmente cuando estamos de vacaciones nos gusta (o nos toca) salir fuera para comer/cenar dado que en la mayoría de los casos no están incluidos en la tarifa del hotel.

Bueno, buscando entre los restaurantes italianos parece que un precio medio es de 20 Euros, variable según la popularidad turística de la ciudad (Florencia es más cara que Taranto por ejemplo); en el Reino Unido los precios salen: los restaurantes a bajo precio (low cost restaurants), que no se encuentran con demasiada facilidad, nos permiten una comida con 13 libras, aunque la media de los restaurantes “normales” en Londres es sobre las 37.72 libras…Una cifra muy alta. En Francia, si cogemos como ejemplo la tan popular Paris, los precios de los restaurantes van de los 25 hasta los 50 euros (para restaurantes buenos). Seguro que hay varios Mc Donald por todas partes, pero no podemos pretender de nuestro estomago que se relaje durante las vacaciones comiendo siempre en un Mc Donald. Durante las vacaciones se necesita también comer bien, equilibrado, con gusto y placer.

Y si una familia afortunada a lo mejor se puede permitir de comer fuera cada día de la semana de sus vacaciones, la familia media actual no se lo puede permitir. Máximo una o dos veces en el arco de 7 días. Haced vuestras cuentas…Cenar fuera cada día en el Reino Unido por ejemplo (supongamos entonces de quitarnos el hambre al mediodía!) nos costaría –para dos personas sólo, durante 7 días y calculando un precio medio de 13 libras cada uno- 182 £. Si quisiésemos comer algo más también al mediodía el precio concretamente se doblaría…Sin pensar en las familias más numerosas…

Pues, pensad que este coste, potencialmente, en un intercambio de pisos se puede acerar.

Es verdad que hacerse la comida nos cuesta “fatiga” a veces, pero el ahorro económico y la tranquilidad que podemos tener en el cocinar en una verdadera cocina adecuadamente equipada, compensa el esfuerzo. Al menos 200 libras ahorradas (en euros: 240-260). Por el otro lado el coste de una compra al supermercado es mucho inferior: con la misma cantidad de dinero un familia entera podría comer abundantemente, de manera variada y equilibrada durante una semana, sin hacerse faltar nada, ni las glotonerías.

Cuanto ahorramos entonces con el intercambio de casa? Mucho: no sólo en alojamiento, no sólo gracias a un posible intercambio de coches, sino también en comida, ya que podemos comer o cenar cómodamente en casa sin por fuerza tener que gastar mucho dinero en restaurantes. Claro que de vez en cuando es un placer salir a comer fuera: pero lo que nos da el intercambio de vivienda es la posibilidad de elegir que hacer y de ahorrar en el caso de que tengamos la necesidad o el deseo.

Buen intercambio de vivienda a todos (para un feliz año nuevo)

escrito por admin
archivado en Anécdotas, Intercambio de Casas, Sugerencias

Feliz año nuevo a todos!

Para empezar bien el primer post del año nuevo quería sólo compartir una simple anécdota con vosotros.

Durante estas vacaciones me encontré a buscar desesperadamente un hotel para mis padres que, en retraso con la planificación de sus vacaciones, querían dar una vuelta para final del año. Bueno, no obstante la crisis, todos los hoteles en las regiones de montaña cerca de nosotros estaban llenos. Ni siquiera un solo sitio libre, solamente a un precio inaceptable. No podéis imaginar cuanto he deseado que hubiesen organizado un intercambio de casa por tiempo.
Habrían resuelto óptimamente su fin de año y empezado bajo el signo de la originalidad, de la confianza y del ahorro. Habrían podido dormir sin prisa de levantarse la siguiente mañana y organizar una cena el último día en tranquilidad sin gastarse mucho dinero en hoteles o cenas de gala, pero yendo de vacaciones a un sitio nuevo, a otra ciudad, otro país, a lo mejor conociendo a gente nueva (parientes o amigos de los compañeros de intercambio de casa). Y, por el otro lado, habrían dejado su casa en mano de alguien, que una vez conocido a través de correos y teléfono, se hacía alguien confiable que habría no sólo ocupado su casa mientras estaban fuera, sino también la habrían controlado.

Pero mis padres, como otras personas, no sabían de esta oportunidad ofrecida por el intercambio de pisos (claramente ahora lo saben…).

Es que no parece casi posible poder irse de vacaciones durmiendo y alojando cómodamente en una verdadera casa sin tener que pagar los costes de un alquiler. Pero es así, es como funciona el intercambio de viviendas: mi casa por la tuya, nada de dinero. Intercambiar nuestra casa nos ofrece la solución a nuestra próximas vacaciones.
Un consejo entonces: planead con tiempo vuestro intercambio de casa. Os costará un poco de esfuerzo y tiempo pensar en todo con antelación, pero al final la experiencia y el ahorro seguramente valdrán la pena!
Podéis consultar nuestra sección relativa a las ventajas del intercambio de piso en el caso de que el concepto fuera nuevo para vosotros.

De todas formas, estamos aquí cada día para aconsejaros y compartir ideas sobre nuevos destinos o sobre como obtener un perfecto intercambio de vivienda!

Intercambio de casa en cadena: trabajar en Barcelona, Berlín y Milan.

escrito por admin
archivado en Anécdotas, Intercambio de Casas, Ventajas

Ésta es una historia curiosa sobre un intercambio de casa a tres, que me ha sido enviado por Sandra. Tres pisos, tres ciudades, tres personas involucradas en este intercambio de casa, tres diferentes trabajos.

Sandra desde Milano tenía que mudarse a Barcelona durante tres meses por un proyecto de trabajo relacionado al mundo de la moda. Stefan, de Berlín, tenía que irse a Milano para ocuparse de preparar una exposición de un amigo que había estado seleccionado en un concurso pictórico. Laia, española, tenía que mudarse a Berlín para la agencia por la cual trabajaba para estudiar el mercado inmobiliario de allí y empezar unos negocios.

El caso quiso que los tres buscasen un piso en el mismo periodo, más o menos durante los mismo meses.
Sandra fue muy emprendedora: buscó a todos los usuarios del portal de intercambio los que vivían en Barcelona explicando sus necesidades. Afortunadamente una chica de Barcelona le aconsejo que escribiese a Stefan, un amigo de Berlín que tenía que ir a Milano: la idea implícita era la de crear un intercambio de casa a cadena, o sea que incluyese tres personas. Stefan quería ir a Milano, Sandra a Barcelona…Si Stefan hubiese estado en casa de Sandra, él habría podido dejar su casa a alguien que necesitaba su casa en Berlín durante el mismo periodo. Pusieron el anuncio en la “comunidad” y después de algunos días encontraron a una chica catalana, Laia, que completó -por suerte- el triángulo de los intercambios de piso. Tenía que ir precisamente a Berlín!

Intercambio de casa entre tres personas
Pues, gracias a un espíritu emprendedor y un poca de suerte “les jeux sont faits”! No decimos que sea fácil o inmediato: un poca de búsqueda y de tiempo hay siempre que invertirlos en la organización de un intercambio de casa. Aún más si el intercambio incluye tres casa y no dos cómo suele pasar.

Al final, Sandra, Stefan y Laia han podido ponerse de acuerdo y dejar los respectivos pisos en muto intercambio, bajo el nombre de la confianza, del respeto e de la necesidad (laboral) y también del ahorro!
Han cambiado su Estado para irse a trabajar al extranjero y se han mudado, durante unos meses, en una nueva casa, amueblada, cómoda, llena de libros y de CDS y sin pagar nada de alquiler! Y además teniendo la garantía que alguien estaba cuidando de su hogar mientras tanto.
Para concluir, los tres protagonistas de este curioso intercambio de vivienda claramente se han conocido bien (después de hablar mucho rato vía Skype para planear el intercambio…). Ahora son buenos amigos y ya han planeado una repatriada (en cuales de las tres patrias todavía no se sabe… ;) ). Esta vez, pero, será por un intercambio de casa de vacaciones no de trabajo. :)
Con espíritu emprendedor, ganas de hacer y un poca de capacidad organizativa entonces, el intercambio de casa se presenta no sólo como un método para irse de vacaciones de forma barata, sino también como una forma valida para organizar desplazamientos o viajes de trabajo más o menos largos.

Un viaje a Noruega (2a parte):historia de un intercambio de casa

escrito por admin
archivado en Anécdotas, Intercambio de Casas

Hola a todos, otra vez.

Vamos a continuar con la historia del intercambio de casa de Maria.

“Durante las dos semanas que pasamos en Noruega, dímos muchas vueltas con el coche para explorar el lugar, para nosotros totalmente desconocido. Acostumbrados a la caliente Sicilia, esos paisajes de fiordos, montañas, ríos, bosques, … nos parecieron surrealistas. Durante el primer fin de semana fuimos a uno de los tantos parques naturales con un primo de Grethe (que se hizo nuestra guía después de pasar por casa un día para preguntar si todo iba bien): cruzamos renos, alces, lobos, águilas y bueis almizcles. Nos faltaban sólo las ballenas para ver casi toda la fauna noruega!”

Digamos que a Maria y su marido la experiencia del intercambio les ha gustado mucho.
También parece que, por el otro lado, Grethe y compañía aprovecharon de Sicilia y su historia, así como de las playas y de la ciudad de Catania. Dejaron un billete sobre la mesa de los Coccolos para darles las gracias por las estupendas vacaciones. “La casa” –nos comenta Maria- “estaba limpia y en orden como la dejamos nosotros antes de irnos”.

Gracias Maria por tu testimonio!

Hasta la próxima,
:)

Un viaje a Noruega: intercambio de casa Trondheim – Catania

escrito por admin
archivado en Anécdotas, Intercambio de Casas

La familia Coccolo, italiana, nos ha enviado una bonita historia sobre su intercambio de casa.

Catania
Catania
Trondheim, seconda cittá per grandezza della Norvegia
Trondheim

Habían puesto on-line el anuncio de su bilocal en Catania, interesados por la posibilidad de hacer intercambio de casa con gente de diferentes países. Al día siguiente les contactó una familia noruega, seguramente con mucha ganas de sol y Sicilia.

En principio tenían dudas sobre como harían para confiar en desconocidos así que pensaron escribirse cartas para conocerse mejor. Primero se intercambiaron cartas normales, después correos electrónicos y al final ya hablaban por Skype al teléfono. Grethe, 34 años, noruega, y Maria, 34, italiana, descubrieron muchas cosas en común así que la confianza al final se creó. Ninguna de las dos familias había visitado nunca el país de la otra así que había mucha curiosidad y entusiasmo. Los Ibsen deseaban mucho ver Sicilia, su sol y su historia y los Coccolo querían ver los famosos fiordos y inusuales paisajes nórdicos.

Ganada la confianza, organizaron un intercambio de casas desde el 15 hasta el 30 de mayo 2008, periodo estupendo para ir a Noruega ya que el sol nunca baja y también para aprovechar del clima siciliano, la maravillosa Catania y su alrededor.

“El espectáculo del sol a medianoche es algo increíble”, comenta Maria. “No ver nunca la puesta del sol desorienta, pero tiene en si mismo algo precioso, un sentido de eternidad inalcanzable.” Sigue Maria: “la casa de los Ibsen era limpia, ordenada, cómoda: dos habitaciones, un baño grande y una cocina muy bonita donde podíamos cocinar cuando no salíamos de Trondheim”. Decidimos también intercambiar los coches así que fue muy fácil salir a dar vueltas por Noruega sin gastar un montón de dinero en el alquiler de un coche”.

La historia de Maria sigue en el post de mañana con detalles sobre la comida típica, los paisajes, la fauna y la flora de la impresionante Noruega.

Ha det (hasta luego en Noruego)!

:)